La Magdalena acumula medio centenar de solares y edificios abandonados

C. F. B. Zaragoza 20/01/2009 a las 06:00

La mayoría están llenos de basura. Los vecinos han hecho un dossier donde se localizan todo los puntos. Piden medidas inmediatas

Calle Estrella 5-7.PEDRO ETURA

La Magdalena-Tenerías es una de las zonas con más terrenos y fincas abandonados de Zaragoza. Tras un intenso trabajo de campo, la Asociación Madalena-Tenerías Calle y Libertad ha detectado más de medio centenar de solares y edificios abandonados solo en la zona comprendida entre las calles de San Vicente de Paúl, Echegaray y Caballero, Monreal, Asalto, Espartero, Coso y la plaza de San Miguel. La mayoría de ellos, según revela el estudio, acumulan basura, algunos de ellos hasta mobiliario abandonado, y, como consecuencia, dan mala imagen y desprenden un desagradable olor.

En el documento, se destaca especialmente la situación de la zona comprendida en el triángulo formado por las calles de Coso, Barrioverde, Arcadas y San Agustín. Allí, se localizan una decena del medio centenar de ‘puntos negros’ detallados en el informe. Por ejemplo, los edificios abandonados de Alcober 8 y 11. De hecho, el panorama en esa parte del Casco se completa con la presencia de infraviviendas y pisos abandonados.

Tampoco está en mejor estado la confluencia entre las calles de la Estrella y el Pozo. “Es un conglomerado de solares y edificios ruinosos, en el que la única mejora que hemos detectado es la sustitución de la basura del solar por escombros”, se detalla en el documento.

A la lista se unen solares como los de las calles de San Vicente de Paúl, 50; Palafox, 20, 23, 25; Pelegrín, 2; Clavos 4; San Agustín, 24, 33 o Alonso V, 1 y 4, entre otros. O, entre los edificios abandonados o en obras, se apuntan, por ejemplo, el de las calles Mayor, 68; Coso 101, Doctor Palomar, 35 o Eras, 8. Para determinar que está deshabitado examinaron la ocupación diaria de las viviendas.

Desde la Asociación de Vecinos Madalena-Tenerías, se culpa a los propietarios de los solares y, especialmente, al Ayuntamiento de Zaragoza de la actual situación. “No solo se tiene que obligar a los particulares a mantener limpios y en perfectas condiciones sus terrenos, el consistorio debería plantear una solución integral. Haciendo parcheos no se consiguen las cosas”, asegura Emilio Burgos, tesorero de la entidad vecinal, que ha llevado a cabo un intenso trabajo de campo por diferentes puntos del barrio para descubrir uno a uno los solares y los edificios abandonados.

Precisamente, la entidad considera que los responsables municipales son los que deberían encargarse de impulsar algunos proyectos previstos en solares, como la plaza pública en la confluencia de las calles de Alcober y Olleta o el centro cívico anexo al Centro de Historia, que duerme el sueño de los justos. “Su conclusión se preveía para el año 2008, pero se está en la misma situación”, recoge el informe.